123456

Una condena penal que surge de pruebas débiles

Pruebas débiles, incongruentes y sin sustento, sólo puede explicarse por los intereses ilegítimos que la impulsan. Así se entiende como Facundo Jones Huala fue declarado, el pasado viernes 14, penalmente responsable de los delitos de incendio y tenencia de arma de fuego en Chile, por un hecho ocurrido en el año 2013. Con este fallo quedan al desnudo las connotaciones políticas de esta caso que, como otros, revelan la intencional persecución y represión de los pueblos originarios a uno y otro lado de la Cordillera de los Andes.
Así lo expresa Andrea Millañanco, pareja del Lonko, quien reveló a Radio Kalewche una supuesta presión del Gobierno chileno a los jueces de la región de Los Ríos para “caerles” a los comuneros mapuches con todo el peso de la ley, sin respetar de esta manera la independencia de Poderes propia de un Estado Republicano.
A la espera de la audiencia del viernes 21 en la que el Tribunal Oral en lo Penal de la ciudad de Valdivia impondrá el monto de la pena, ya la Defensa de Jones Huala analiza los posibles recursos de apelación o nulidad del juicio ante instancias judiciales chilenas o internacionales.
En una celda de la cárcel de Temuco, Facundo Jones Huala no solo espera la definición de esta etapa judicial para avanzar con la estrategia defensiva, también el Lonko se prepara para continuar junto a su leal pueblo con la resistencia y el reclamo de sus ancestrales derechos.

Compartí en tus redes:

Comentarios

Pin It on Pinterest